viernes, 19 de septiembre de 2014

Haz

El perdón ciego no es perdón, y ocultar bajo la alfombra no es olvidar.

Porque las cosas y los tiempos suceden del mismo modo en que los fotones se agrupan en un haz de luz para finalmente iluminar la oscuridad.

Y como suele decirse: no se puede cubrir el sol con la mano.

Leído en la apertura del programa 193

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar. Tu mensaje quedará en espera de moderación y será publicado en breve, a criterio del autor del blog. Saludos,