domingo, 17 de marzo de 2019

Y amanece

Amanece.
Una larga noche llega a su fin.
Tuvo su encanto, claro,
pero nos gusta la luz,
el brillo,
los colores en su justa verdad,
los momentos que caen
y pueden verse aún a lo lejos.
Sol que es luz.
Luz, Sol y calor.
Y amanece
Y comienza el largo día.
Que de tan largo le sobre tiempo.
Eso espero.

domingo, 24 de febrero de 2019

Cadena de eventos

Dicen que dijo Brian Wilson que Pet Sounds fue su reacción al Rubber Soul beatle. A su vez, el querido Paul dijo que "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" fue la respuesta de los de Liverpool a Pet Sounds.

Pero eso no es todo: dicen que dicen que Their Satanic Majesties Request de los Stones, The Piper at the Gates of Dawn de Pink Floyd y Are You Experienced? de Hendrix son fruto directo del golpe al intelecto de aquel disco de los Boys.

¿Cuanto hace que no vemos una cadena de eventos que muevan los cimientos musicales del planeta como esos?

martes, 19 de febrero de 2019

Espacios

La música no es solo armonía, melodía y ritmo. También es estados, emociones, vivencias.

Y espacios.

La música de las bandas y solistas que mañana serán clásicos necesita de esos espacios, y Gigantes Gentiles es uno de ellos.

Acordes, melodías, sueños y un entramado de voluntades para contenerlos.

Bienvenidos a Gigantes Gentiles, la buena música que no se escucha.

Bienvenidos a los clásicos de mañana.

Leído en la apertura del programa 392

jueves, 24 de enero de 2019

Lazos que no atan

Hay lazos que no son de sangre pero que ni el tiempo ni la distancia ni las ausencias pueden cortar.

Lazos que no atan. Unen. Las cadenas del temor sujetan tanto como las de la angustia y más que las de los celos. Pero estos lazos, no. Liberan. Nos dejan volar sin extensión ni límite.

Sustancia de amor que es fruto de un deseo. Nuestro deseo.

Son, ya lo ves, como hilos invisibles que enlazan preservando cálidas memorias en otros enlazados apenas partimos, llegado el caso y la hora, sea momento o eternidad.

Sin tiempo, sin lugar, pero con fulgor de gracia para cuando la presencia bendice el día o con misión de bálsamo para cuando la ausencia aprieta el alma.

Eso. La ausencia. Extraña cosa la ausencia, cuando se conjuga con el amor. Todo lo que toca lo convierte en lágrima. Entonces un te extraño no basta.

Pero gracias a Dios existe la memoria y su hijo pródigo el recuerdo, que siempre vuelve a casa para nuestra felicidad.

Preparémosle mesa, sí. Hay motivos para celebrar.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Me llamó Kusturica

Anoche me llamó Kusturica. En un sueño. Raro, porque hace tiempo que no escucho o veo algo del hombre. Pero sí, me llamó y conversamos en perfecto español.

-Te llamo para sumarte a un proyecto que tengo. ¿Vos, en qué andás?

Mientras hacía memoria de su rostro como para personalizar un poco más la conversación, le conté.

Le hablé de las cosas que hago y otras que inventé en la ocasión. La ocasión del sueño, mejor aclaremos. Y como sucede con todo sueño que se precie, extrapolé nombres y situaciones, y reviví momentos y personas idas, mientras a mi lado mi mujer repetía uno tras otro mis logros, porque me quiere y no sea cosa que me vaya a olvidar de algo.

Por alguna razón me cortó, no sin antes pedirme que lo llame nuevamente. Cosa que hice, para mi desazón: sin abandonar su modo amable, me dijo que iba todo para atrás y eso, nada, queda todo ahí, etcétera.

Qué cosa con esta gente que no resiste un buen sueño. A ver si se atreve con Maradona.

Leído en la apertura del programa 391

martes, 11 de diciembre de 2018

Vengan a ver

Deberían vernos buscar universos y cuerpos y soles amarillos, blancos, rojos.
Estrellas encendidas, gigantescas, para girar en torno a ellas.
Para beber de su calor y sostener vida, aquí mismo, en nosotros.
Vengan a ver.
Vengan, admiren, deslumbren sus ojos con tanto sabor.
Y después sobrevivamos juntos.

Leído en la apertura del programa 390

miércoles, 5 de diciembre de 2018

Impunidad

Absolvieron al funcionario que habilitó el funcionamiento del antro en el que poco después murió electrocutado un músico.

Vos recordarás que hace un tiempo hablamos acá, y algunos amigos nos ayudaron a pensarlo, un poco para entender, tratando de mitigar el dolor y la bronca.

Hoy hay un recital en la puerta de ese boliche, a modo de protesta.

El lugar sigue cerrado, nadie más se va a morir ahí. Y el juicio sigue, en contra de otros responsables.

"Ningún artista merece morir como murió Adrián, por la avaricia de unos cuantos", dicen sus allegados. Mientras tanto, el funcionario fue ascendido.

No sé, pero vos pensá. Y cuidate. Estamos solos.

Leído en la apertura del programa 389

lunes, 26 de noviembre de 2018

Raro

La nada se vuelve contra su propio destino. Se mira a la cara, frente a frente, con su propio algo. Y no lo puede creer.

Es raro encontrarse a la vuelta de la cuadra con su propio todo.

Leído en la apertura del programa 388

martes, 20 de noviembre de 2018

Póliza

Desconfío de aquel que duda de lo que es seguro y está seguro de lo dudoso.

Yo, que soy una especie de Midas al revés, que beso a una princesa y se convierte en sapo, tiendo a dudar de todo.

De pocas cosas uno está seguro. Y aún seguro, siempre leo la letra chica de la póliza para la verdad.

Leído en la apertura del programa 387

lunes, 5 de noviembre de 2018

Inefable

Mañana, ayer, hoy, pasado,
Nunca, tal vez, siempre o casi siempre,
Tarde, temprano, apuro, espera, 
Demora, paciencia, pausa, reloj,
Eterno, efímero, instante, eones,
¿Falta mucho? ¿Justo ahora?
Deme un minuto, espere por favor,
¡Al fin! ¿Y ahora? ¿Ya?
Hasta, entonces, cuando.
Todas excusas tratando de entender
La inefable crueldad del tiempo.

Leído en la apertura del programa 385

lunes, 29 de octubre de 2018

Cuento estrellas

Cuento estrellas, una y otra y otra más.
Cuento estrellas hasta cansarme,
hasta encontrar la tuya,
hasta que no haya más miedo,
hasta que se detengan los relojes
y la ciencia de ninguna ciencia
descubra que ese paraje,
ese pedazo de universo
contiene sueños y pasiones y sangre y amor.

Leído en la apertura del programa 384

lunes, 15 de octubre de 2018

Un aire de tiempos

Sostiene tu modo un aire de tiempos,
Nada rima con cielo como el cielo, tus ojos.
Dejando pasados en el pasado
Y viviendo muy presentes el presente, aquí estamos.
El futuro no me interroga, solo este instante.
Porque en él estamos.

Leído en la apertura del programa 382