miércoles, 27 de junio de 2012

El punto exacto

El punto exacto en el que confluyen las penas es un lugar en el que no se disimulan, ni se enmascaran, ni se mienten. Simplemente se van, desaparecen.

Es el mismo punto exacto en el que, renovado, me deleito y recupero esa sensación de que todo va a estar bien mientras mi brújula me siga guiando hacia su centro.

El punto exacto en que ese milagro es posible, es aquel momento y lugar en el que nos fundimos en uno al encontramos.

Leído en las aperturas de los programas 169 y 326

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Tu mensaje quedará en espera de moderación y será publicado en breve, a criterio del autor del blog. Saludos,