jueves, 10 de agosto de 2006

La gota en la piedra

Instrucciones:
Muévase la cabeza rápida
y frecuentemente.
Es obvio, las gotas
caerán entonces
a diestra
y siniestra.

Anhelo:
que no sea piedra
sino espacio infinito
bajo mi deseo.
Que lento o veloz
lúcido o somnoliento,
me pertenece.

Leído en la apertura del programa 176

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar. Tu mensaje quedará en espera de moderación y será publicado en breve, a criterio del autor del blog. Saludos,